Salimos del colegio para hablar..¡¡Y no lo aprovechamos!!

¡Por fin podemos salir del colegio a la hora del patio! Llevábamos años deseando cruzar el umbral de la puerta que da a la calle con nuestros amigos para disfrutar juntos de esos treinta minutos de libertad.01-patio.jpg

El patio es el momento para ponernos al día, hacernos confidencias, confesarnos lo que nos preocupa y comentar todo lo que nos pasa fuera del colegio.

Tres horas -tres largas horas- durante las cuales esperamos con anhelo la llegada de la hora del patio. ¡Suena el timbre! ¡Por fin!

Equipados con los must -desayuno y móvil- bajamos  las escaleras lo más rápido posible y cruzamos el umbral de la puerta de la entrada para disfrutar de la tan ansiada libertad.

 

Tanto tiempo deseando llegar a bachillerato, tanto tiempo esperando para poder pasar la hora del patio fuera del colegio,  tres horas de cada mañana esperando para poder hablar con nuestros amigos y…. ¡NO LO APROVECHAMOS!

 

Treinta minutos dedicados a mirar el móvil y no a dialogar con nuestros amigos. Treinta minutos desaprovechados para socializarnos, para disfrutar del ratito libre entre clases y no para perder el tiempo, en este caso, con el móvil.

Blanca Mas de Xaxàs

 

Anuncios